Persecución al juez Baltasar Garzón

Para una organización como el Opus Dei, la figura de un juez como Baltasar Garzón puede ser realmente incómoda. 

La secta Opus Dei realmente tendría motivos para acabar con él. 


Para empezar, según el sociólogo Alberto Moncada, que los conoce bien, “TODO EL DINERO DEL OPUS DEI ES DINERO NEGRO" y solo sería necesario que un juez investigase la procedencia de sus bienes (que son desmesurados) y sus declaraciones a la hacienda pública, para procesar a los principales responsables de esta secta. Pero esto no se hace en España, y me parece una buena pregunta el por qué de esta vergonzosa situación.

Yo estoy convencido de que si el poder judicial se tomara en serio la ley, no tendrían medios para investigar todos los delitos del Opus, dandose un proceso en cadena donde las investigaciones conducirían a nuevos imputados, prolongandose de forma similar al caso Gürtel.

Llegando al caso Gürtel hemos topado con la clave de este tema. Por qué razón el Poder Judicial ha roto con sus costumbres procesales para acelerar la suspensión del Juez Garzón a pesar de la oposición del Ministerio Público? Esta pregunta tiene más sentido si se tiene en cuenta que el Tribunal Supremo no ha aceptado a trámite las 13.345 denuncias contra Aznar o las imputaciones contra el conocido miembro del Opus Dei Federico Trillo.

Mientras el Juez Garzón daba ordenes de detención contra Pinochet, o investigaba desaparecidos en Argentina, no tuvo problemas con el Poder Judicial en España. Muchos le elogiaban y yo me incluyo entre ellos, pero me preguntaba por qué razón no preseguía al Opus en España. 

Cuando el Juez Garzón inició las investigaciones del caso Gürtel, que ha demostrado que estaban implicados tantos y tantos miembros del PP, entonces empezaron los problemas con el Poder Judicial. Nada menos que tres querellas se han admitido a trámite contra el Juez Garzón, interpuestas precisamente por organizaciones de extrema derecha del ámbito del Opus Dei. Es especialmente bochornoso que se hayan admitido aún estando basadas en tergiversaciones e incluso fraude.

Para más información sobre las calumnias que ha sido víctima el juez Baltasar Garzón ver MENTIRAS DE DIFAMACIÓN.

En mi opinión, es evidente que la secta Opus tiene el control del Poder Judicial, y el juez Garzón no es el primer juez que es víctima de la cúpula del Poder Judicial. Por ejemplo, el caso Naseiro: La estrategia del PP para la red Gürtel pasa por reeditar el caso Naseiro, la trama para obtener financiación ilegal para el PP descubierta por el juez Luis Manglano a principios de los 90. 

Diseñada por Federico Trillo (conocido miembro del Opus Dei), funcionó entonces y sigue funcionando ahora. Primero, liquidar al juez que instruyó la causa y, a renglón seguido, anular las escuchas telefónicas y cuanto "traiga causa de ellas". (ver más en el caso Naseiro).

También fué muy parecido el caso de la juez de Marbella Blanca Esther Díez (Ver más en THE INDEPENDENT) quien tras investigar un caso de corrupción que desvelaba que había implicados en el Consejo General del Poder Judicial, muy lejos de perseguirse a los imputados, se la juzgó a ella en lugar, destruyendo las pruebas conseguidas que comprometian a la cúpula del Poder Judicial alegando ser obtenidas "ilegalmente", y ella fué condenada suspendiendola de su cargo.

Afortunadamente, años después se reconoció la injusticia que se cometió con ella, pero este lamentable suceso, sirvió para mostrar a los jueces lo que les puede pasar si se investiga a "cierta gente". 

Así, con el Opus en el Poder Judicial, el Estado de Derecho queda virtualmente relegado a una falacia que nadie en su sano juicio puede aceptar. Pero la sociedad española carece de medios, al parecer, para cambiar esta situación.

Fuente: Secta opus dei

1 comentario:

  1. Lo de la justicia en este país es indecente, de vergüenza

    ResponderEliminar